19 jul. 2011

Devanando ideas

Esperé casi 25 años este momento! Siempre quise tener uno...desde que empecé a tejer, ovillé siempre a mano...pero desde hoy...eso es historia!!! No sé por qué razón postergaba su compra, pero me decidí y me compré un devanador, y estoy más contenta que perro con dos colas...jajajajaja...ahora si, no hay ningún tipo de excusa para no comprar madejas!!!

Son tan perfectos los ovillos! Y lo mejor de todo, se puede sacar la hebra del medio y tejer sin temor a que el ovillo ruede por el suelo!
Mi mejor compra, lejos.
Hasta la próxima.

2 comentarios :

Claudia dijo...

Hola! Gracias por habilitar la opción, que honor ser tu primer seguidora, pero como no te van a querer seguir con las cosas tan lindas que tienes en tu casita! Qué bueno que te guste Uruguay. Yo no conozco por donde tu vives, pero si conozco Buenos Aires y me encanta!
Te cuento que mi mama es tejedora y yo desde pequeñita le devanaba la lana en su devanador, tenía dos, uno como el que tu compraste y otro de cono. Que lindos recuerdos me has traido.
Un besote y seguimos en contacto!

Haciendo puntos dijo...

Claudia! Espero que alguna vez vengas a visitar mi ciudad, es muy linda, te la recomiendo!! Gracias por pasarte! Te agregué a mi lista de blogs...besos, y aguante la Celeste!!! jajaja